administrador Escritorio Nuevo post
domingo, 29 de septiembre de 2013


“El maratón es un trabajo en equipo”, dijo la víspera de Berlín Wilson Kipsang sin ánimo de provocar ni de llevar la contraria a la visión poética del maratoniano, a verdades como “la soledad del corredor de fondo” universalmente aceptadas. Para el maratoniano keniano, de 31 años, uno de los grandes maratonianos de la última década, hablar de maratón es hablar de récord mundial, de su único objetivo, un logro que alcanzó inevitablemente en la capital alemana, en la puerta de Brandemburgo, el lugar en el que se ha batido ya seis veces el récord mundial de la prueba de 42,195 kilómetros, entre ellos los cinco últimos: Paul Tergat en 2003, Haile Gebrselassie en 2007 y 2008, y el penúltimo, las 2h 3m 38s, que Patrick Makau fijó en 2011, la marca que Kipsang ha rebajado en 15s, dejando el récord en 2h 3m 23s.


Y, sin embargo, pese a su alabanza a las liebres, obligatorias en las últimas décadas para batir un récord de fondo, fue definitivamente su propia fuerza individual, su fuerza y talento, la que le llevó a su plusmarca. Al pasar por los 30 kilómetros, la tabla de marcha marcaba un retraso de más de 20s respecto al ritmo de récord. Por entonces, el grupo de cabeza se había reducido a tres atletas, tres kenianos, Eliud Kipchoge y el jovencito Geofrey Kipsang junto a Wilson, quien lanzó el ataque definitivo al récord y a la victoria a los 37 kilómetros, para llegar solo, y con casi un minuto de ventaja sobre Kipchoge, autor el excampeón del mundo de 5.000 m de una magnífica marca, 2h 4m 5s en solo su segundo maratón.

“Hace 10 años, en este mismo Berlín, Tergat batió el récord del mundo (2h 4m 55s), y aquel día me dije que algún día yo también será capaz de batir un récord en Berlín”, dijo el feliz profetizador Kipsang, quien hace dos años, en Fráncfort, se había quedado a solo 4s de la plusmarca de Makau.
El récord de Kipsang, ganador del Maratón de Londres en la primavera de 2012, pero solo bronce en el maratón olímpico londinense cuatro meses más tarde, pareció sorprender a todo el mundo salvo al propio atleta, que tenía una gran confianza.
El mundo de los escépticos había determinado que el acusado descenso de rendimiento de los maratonianos kenianos (dominados por los etíopes en las grandes maratones y por el ugandés Kiprotich en los Mundiales y Juegos) se debía al incremento de los controles antidopaje de sangre en el altiplano keniano, en Iten y otras ciudades en las que se entrenan los fondistas. Renato Canova, el gurú italiano del maratón y entrenador de Wilson Kipsang, tampoco creía en las posibilidades de su pupilo. “Me encantaría que Wilson batiera el récord”, dijo hace unos días Canova, que ha revolucionado los métodos de entrenamiento en Iten, “pero me temo que no podrá bajar de 2h 4m”. Para Canova, quien reconocía que Kipsang era uno de los más serios atletas kenianos, la razón no eran los controles antidopaje sino que este invierno, donde se cimentan las temporadas, Kipsang no había trabajado bien. “Y eso por dos razones”, dijo. “Porque ha estado muy liado con la construcción de su nuevo hotel y, principalmente, porque la temporada de lluvias del invierno fue la más larga e intensa de los últimos años, dificultando los entrenamientos. Y los kenianos, antes que arriesgarse a entrenarse en asfalto prefieren hacerlo en barro. Y sufren sus entrenamientos”.



El keniano Wilson Kipsang rompió hoy el récord mundial de maratón en Berlín al correr la distancia en 2h:03:23.
Con ello, Kipsang mejoró la plusmarca de su compatriota Patrick Makau, 2h:03:38, lograda también en Berlín.
Kipsang fue seguido en la meta por sus compatriotas Eliud Kipsoge y Geoffrey Kipsang
La carrera anunció desde el principio la posibilidad de que se batiera el récord del mundo, objetivo que Kipsang ya había tenido cerca hace dos años en Fráncfort cuando se quedó cuatro segundos por encima.
Ya la primera mitad se dio a ritmo de plusmarca del mundo. En el grupo de punta iban Wilson Kipsang, Viktor Kipchichir, Eliud Kipchoge y Geofrey Kipsang, todos kenianos.
Todos los tiempos parciales a partir del kilómetro 5 eran mejores que los parciales del último récord del mundo.
El problema para la búsqueda del récord, objetivo que se había planteado Wilson Kipsong, era que el grupo era numeroso y existía el peligro de que empezaran a plantearse consideraciones tácticas de cara a la victoria.
En ese contexto, el que tratara de imponer el ritmo ante los otros podía terminar pagando la factura mientras que los otros podían sacar partido de ello en el remate.
El excelente trabajo de las liebres mantuvo el ritmo alto, Wilson Kipsong no intentó el primer ataque sino hasta alrededor del kilómetro 30, cuando la última liebre acababa de dejar el trayecto.
Sólo Geofrey Kipsang y Kipchoge lograron mantenerle el ritmo a Wilson Kipsang. En ese momento, ya con sólo tres hombres en punta, parecieron empezar las consideraciones tácticas.
El ritmo seguía siendo alto pero la posibilidad de romper el récord del mundo empezó a parecer más lejano.
El segundo ataque de Wilson Kipsang, hacia el kilómetro 35, sólo pudo ser resistido por Kipchoge. Kipsang entonces volvió a apretar y en el tercer ataque también Kipchoge se quedó atrás.
Kipsang, además, recuperó el ritmo de récord del mundo y se marcó a buscarlo en solitario en los últimos kilómetros.
Los últimos dos kilómetros fueron claves y en ellos Kipsang dejó de tener el viento en contra que lo había acompañado en los kilómetros anteriores lo que le favoreció claramente.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

Gracias por comentar

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

"Mientras más sé, más sé que no sé nada."
SOCRATES
DEPORTISTA:
Es el que no solamente ha fortalecido sus músculos o desarrollado su resistencia mediante la práctica de algún deporte,
sino que con esa práctica, ha aprendido a reprimir la cólera,
a ser tolerante con sus compañeros, a no aprovecharse vilmente de una ventaja, a sentir intimamente como deshonor la mera sospecha de una trampa y a soportar con la cabeza alta y con alegría el desencanto de un revés.

Punch 1850
“Las medallas de oro no son realmente de oro. Están hechas de sudor, determinación y una aleación difícil de encontrar llamada agallas” (Dan Gable)

Etiquetas

4 x 100 ( 1 ) 4 x 400 ( 13 ) Ahymara Espinoza ( 3 ) Albert Bravo ( 5 ) Alberto Aguilar ( 5 ) Aldo bello ( 2 ) Alexis Peña ( 2 ) Álvaro Cassiani ( 1 ) Andrea Purica ( 2 ) Arturo Ramirez ( 6 ) Atletismo Master ( 4 ) Atletismo Mundial ( 45 ) Atletismo Paralimpico ( 2 ) Atletismo Venezolano ( 69 ) Bellas Competidoras ( 1 ) Carteles de Eventos ( 10 ) Christophe Lemaitre ( 2 ) Ciencia aplicada al Atletismo ( 5 ) David Franco ( 1 ) Dayron Robles ( 1 ) Didimo Sanchez ( 1 ) Doping ( 6 ) El Mundo de los Corredores ( 7 ) Entrenamientos ( 9 ) Eure Yánez ( 2 ) Eure Yáñez ( 3 ) Freddy Mesones ( 7 ) Genesis Romero ( 2 ) Geormi Jaramillo ( 1 ) Germaín Chirinos ( 1 ) Grandes Atletas del Pasado ( 3 ) Guillercy González ( 1 ) Jose Melendez ( 7 ) Jose Peña ( 6 ) Justin Gatlin ( 1 ) Lanzamientos ( 9 ) Loagni Lara ( 1 ) Manuel Bellorin ( 1 ) Marcos Oviedo ( 2 ) Maria Simancas ( 4 ) Marvin Blanco ( 5 ) Milanggela Rosales ( 2 ) Motivacion ( 6 ) Munich Tovar ( 2 ) Nediam Vargas ( 1 ) Nercelys Soto ( 4 ) Nutrición ( 1 ) Oscar Campos ( 1 ) Oscar Pistorius ( 1 ) Otros Deportes ( 11 ) Pedro Mora ( 2 ) Regalame una Sonrisa ( 3 ) Ricardo Herrada ( 1 ) Richard Vargas ( 1 ) Robeilys Peinado ( 19 ) Rosa Rodriguez ( 11 ) running ( 4 ) Saltos ( 16 ) Semi Fondo y Fondo ( 16 ) Sofia Piña ( 1 ) Thaimara Rivas ( 1 ) Tips y salud ( 6 ) Usain Bolt ( 9 ) Velocidad ( 14 ) Videos ( 4 ) William Valor ( 1 ) Yereman Salazar ( 1 ) Yohan Blake ( 1 ) Yolimar Pineda ( 2 ) Yoshihide Kiryu ( 3 ) Yulimar Rojas ( 9 ) Yusbely Parra ( 1 ) Zukeima Amaya ( 1 ) Zuleima Amaya ( 3 )
Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Venezolanos, A sus Marcas, Listos, Fuera. -El deporte rey en Venezuela, El Atletismo , en todas sus modalidades, Pista, Saltos, Lanzamientos y Running - por Alam Brito Malamen